domingo, 23 de febrero de 2014

El no-túnel

Todo sería mejor si viviésemos en un futuro lejano. La bohemia ha perdido su magia y la literatura de los grandes pensadores ya no emociona. Los años veinte no son sinónimo de Arte, ni de Música, ni de Letras, ni de nada. En esta época solo interesa el color blanco y el color negro. A las mujeres les interesan los hombres con dinero y fama y gloria. Los hombres buscan una mujer con labios carnosos  y ojos azules. Ese es el único Arte que van a encontrar los imitadores de la época: sexo, alcohol, amor. Si no podemos regresar al pasado, a los tiempos auténticos, al menos, soñaremos con un futuro maravilloso, donde el Arte represente a la vida y la vida lo sea todo. Entonces, tendremos el motor del cambio, la máquina equilibrada, el sueño y la realidad, en un futuro muy muy lejano.

El guardagujas cobrará vida en esta obra de arte que es el cibermundo.



1 comentario:

  1. Muy bien expresado, lo que dices es una realidad. !Ojalá cambie...¡

    ResponderEliminar